martes, 27 de agosto de 2013

Madre Divina - Su valor intrínseco.



La canalización es de Sally Jordan Austin.

La trascripción es de Susannah.

Su valor intrínseco es una verdad acerca de ustedes; una verdad de que tienen una existencia más allá de este mundo temporal y de la experiencia. Su valor intrínseco es su autoestima o su  auto-valoración; es la estrella de su ser eterno. Es la esencia que existe dentro de ustedes. Es la chispa dulce o gota de luz que ha salido de la gran laguna de nuestro ser infinito. Esta verdad es inmutable,  existe más allá de todos los tiempos, y en esta actual encarnación de sus experiencias en la Tierra. Ustedes no están sujetos a la opinión de este mundo, ni incluso están sujetos  a la opinión que ustedes tienen de si mismos en cada momento de la experiencia, o incluso como se ven ahora. Su visión actual de si mismos no es el cuadro completo de lo que son, de todo lo que es su luz, su esencia del alma, y ​​todo lo que es su ser espiritual.

A lo largo de este viaje, reciban la expresión de nuestro amor y de la verdad que queremos compartir con ustedes aquí. Están llegando a abrirse más plenamente a esta verdad de lo que son, e incluso ahora sólo han capturado una parte de la reflexión de la luz que es su eterno ser completo y su auto-maestría. Así como es difícil para ustedes, poder comprender todo lo que son como Dios, Diosa, también es difícil para la mente humana comprender plenamente todo lo que es su eterno auto-ser, ya que ni siquiera tienen que hacer de esto su objetivo. Desde este punto de vista de su ser eterno y de nuestro ser eterno, ustedes están recibiendo y todo lo que tienen que hacer; es beber nuestro amor y nuestra comprensión.

Siempre se les da exactamente lo que necesitan en un momento dado. Nuestro propósito, al compartir estas enseñanzas con ustedes ahora, es ayudarlos a darse cuenta de lo que en realidad son, de lo transitorio y de lo absoluto, de su idea de si mismos, para que tengan otra opinión sobre ustedes. Se basa en una reflexión momentánea, un instante de conciencia basado en lo que es posible por la percepción en un momento dado. Los demás y este mundo que ven, en un momento dado, también es sólo una visión en función de sus estados actuales de conciencia y de cómo se ven a si mismos. 

Lo que se percibe, ya que, en cualquier momento de sus vidas, su yo, es en el mejor de los casos, tan sólo una pequeña porción de la realidad que  viven en ese momento, lo que puede sostener la verdad o no puede ser la verdad. El exterior no puede contener toda la verdad sobre ustedes. Por lo tanto, en este mundo, donde el estado y el valor se definen por lo que están haciendo, logrando, siendo y experimentando en un momento dado, es por supuesto totalmente inexacto y limitado, y es una base falsa sobre la cual no deben determinar su verdad, su valor. 

La experiencia externa está siempre cambiando y se puede comparar con las olas en el océano, una marea, un flujo y reflujo de aumento y disminución, de la experiencia en constante cambio. Si tratan de aferrarse a la marea y se unen a la experiencia de lo externo y tratan de definirse a sí mismos a través de esa experiencia, no van a encontrar la paz, y sus sentidos de tu auto-valoración y sus valores serán inestables. A través de referencias externas, la estabilidad va a ser transitoria, y sus vidas serán dolorosas y estarán basadas en el miedo. Por lo tanto, para encontrar la constante de las experiencias divinas internas, para encontrar sus casas, la certeza y el conocimiento de la verdad; deben llegar a ser libre. Para conocer este centro de la verdad en la experiencia, de manera intrínseca, y lo mucho que su Madre Padre Espíritu, los aman y siempre los han amado y los vemos tan hermosos y maravilloso. A través de esta conexión con nosotros, siéntanse seguros de que vamos a ayudarles a capear cualquier tormenta en el ámbito exterior de la existencia y de la realidad de la vida.

Esta constante de nuestra verdad y el amor que tenemos para ustedes, esta constante de su propio valor intrínseco, eterno y espiritual, es la respuesta, es el amor que están buscando. A través del profundo saber interior de nuestro amor y de la verdad de sus  seres; entonces  se ven como la esencia divina de Dios Diosa. Véanse a si mismos como teniendo una existencia dentro de nuestro amor, sabiendo que son una parte de nuestra naturaleza, llenando cada momento de sus Seres y de sus vidas con una gran alegría, con un gran amor y una gran paz, como una parte constante de sus experiencias. Esto significa que, no importa lo que está sucediendo a su alrededor, no importa si reciben ciertas veces en abundancia y otras veces, tal vez no reciban tanto, no importa, porque siempre tendrán valor, siempre tendrán nuestro amor. Siempre esto los sostendrá y dará valorar en cada nivel. No se definan por el mundo transitorio a su alrededor, sólo  defínanse por nuestra luz y amor.

Ustedes son una parte del mundo, tiene experiencias dentro de este mundo, pero su verdadera naturaleza no pertenece a este mundo, y se define por nosotros en todos los sentidos. Ustedes son hijos de Dios, Diosa, ustedes son niños hermosos de nuestra luz eterna, que siempre están evolucionando y creciendo para aceptar más de lo que ya está dentro de ustedes y que siempre ha estado en la existencia. La naturaleza eterna de su verdadero Ser es el amor.

Así que, a medida que le permiten a las viejas imágenes caerse junto al camino, permitan que yo los pongan en libertad en mi río de amor. Dejen que los aspectos externos de este mundo y de sus vidas acaben de ser lo que son, en un momento dado, les permiten ser simplemente "lo que son". Ustedes no tienen que identificarse con ellos nunca más, o identificar los factores externos, como parte de lo que son. Ellos no son parte de su verdadera naturaleza, no son más que destellos momentáneos de un mundo en constante cambio, la realidad y la existencia de la edad que los rodea, y que no tienen sentido si se mira a través del Ser divino eterno de su gran espíritu que es su ser esencial. El exterior nunca ha definido, y nunca podría definir la brillante luz maravillosa de su Ser Divino.