miércoles, 29 de mayo de 2013

MENSAJE DE LA MADRE DIVINA EN HAWAI


La Madre Divina vivió en Hawai en la época de Ramakrishna.
Mensaje de la Madre con la radiación de su amor divino canalizado por Audrey E. Kitagawa
La alegría y la abundancia ya están dentro de nosotros, en la realidad de nuestra verdadera identidad. Todos somos hijos perfectos de Dios, inmortal, eterno, y ya estamos en la Luz de Dios.
Yo trabajo con la Luz, y se la transmito a ustedes; de espíritu a espíritu, de corazón a corazón, de infinito a infinito, y no me importa la mente.
Amar a Dios primero. De acuerdo con el primer mandamiento: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, mente y alma.
El amor y la devoción a Dios como prioridad en la vida; es la manera más rápida para la realización de Dios.
Los apegos a las cosas del mundo los hace sufrir, porque quieren aferrarse a lo que es relativo como si fuera absoluto.
En la creación, todo cambia, por lo que deben renunciar al pensamiento rígido y condicionado, y estar dispuestos a dejar ir y dejar que Dios se haga cargo. Sólo Dios es el Sanador, el Hacedor y el Creador. No podemos hacer una gota de sangre o una brizna de hierba, por lo que deben abstenerse de la arrogancia.
Dios es amor,  vivan sus vidas de una manera amorosa. Nunca maten el espíritu de otra persona; es decir, no le hagan daño a otra persona a través de la mala voluntad, el discurso destructivo o el comportamiento violento. Están en una relación de amor con ustedes mismos y conmigo, no se hagan daño a si mismos, ni a los demás. Vamos a ser constructores de paz.  Es importante perdonar y liberar la ira y el resentimiento.
Practiquen la apreciación y la gratitud por la vida, y para toda la vida.
No creen relaciones poco saludables, dependientes que inhiben la capacidad del otro para ser auto-suficiente, o para crecer de acuerdo a su máximo potencial. El amor más grande que se puede dar es la libertad. No se unan a otra persona para satisfacer sus propias inseguridades de la necesidad de ser necesario, o imponer su voluntad sobre las expectativas de otras personas de manera que los obliguen a ponerse en peligro a sí mismos y vivir en forma incompatible con su capacidad de ser fieles a sí mismos.
Vivir con sencillez y  simplicidad. Todo el dinero es de Dios, por lo que deben gastarlo sabiamente. Vivan sencillamente, no se presionen para acumular más bienes materiales. El diamante y la suciedad puede ser lo mismo.
Un estómago no puede comer todo el alimento. Vivan con moderación, autocontrol y  disciplina.
El ego es el elemento perturbador, y tiene que morir. El ego es la naturaleza de base que busca su propio engrandecimiento y la gratificación, sin tener en cuenta a los demás. Cuando los cerdos comen, no miran hacia la izquierda o la derecha, sólo alimentan con avidez sus propios estómagos sin pensar en si los demás están alimentando así.
Dense cuenta cuando necesitan de su ayuda y siempre pónganse en los zapatos de la otra persona con un corazón compasivo. Yo quiero que sean Seres elevados y elevadores. Cuando estamos desinteresados, y positivamente damos de nosotros mismos; podemos ser instrumentos de aliento, esperanza e inspiración a otros. Esto expande nuestro corazón, así como los corazones de los demás. También ayuda a sacarnos de la vida ego-céntrica.
El cuerpo no es real, sólo Dios es real. El cuerpo finalmente regresa al polvo, pero la vida que está dentro del cuerpo, es decir, el espíritu, es inmortal, eterno y nunca puede morir. La mente controla el cuerpo y el espíritu controla la mente – centren su  atención en la fuente infinita.
No juzguen a los demás. Yo los animo a hacer un auto-examen, sin el miedo incesante para ver cómo tienen que cambiar ustedes mismos para mejorar - tomar conciencia de las propias faltas y defectos, así que podrían tratar de superarlos y mejorar ustedes mismos. Cavar su propia nariz – desarrollen actitudes y cualidades positivas - reducir la reactividad y la emotividad que trae la momentánea satisfacción del ego, y que es perjudicial para los demás, y, a su vez, para nosotros mismos. No sean duros con los demás, sean suaves como el algodón. Suavizar todo el tiempo. Todo vuelve a ustedes La energía se mueve en espiral, en forma circular. Por lo tanto, lo que ponen hacia el mundo, con el tiempo vuelve a ustedes.
Sean conscientes de sus acciones, de las consecuencias de sus acciones ya que en última instancia estas consecuencias los visitarán a ustedes mismos. El mundo exterior es el reflejo del mundo interior, y si no les gustó lo que vieron en el mundo exterior,  hagan los cambios necesarios en su interior. Esto significa tomar responsabilidad por las propias acciones, no culpando a los demás para exculparnos a nosotros mismos de tener que ver nuestro papel en la creación de la experiencia.
Yo Soy la Madre Universal, la Madre Divina portadora de Luz. Reciban un abrazo de luz.
Durante sus últimas horas en la Tierra, cuando salía del cuerpo, la Madre dijo: Miren, el hielo es más valioso para mí que el diamante y todo el dinero en el mundo no puede comprar la vida preciosa de Dios.